viernes, 13 de junio de 2014

SOLEDAD

                                                 SOLEDAD


No hay vacío.

En la esencia de la soledad
deviene superficial toda relación
el amor no alcanza su profundidad.

En ella lo otro está presente
sin nadie y sin pensamiento
nos hallamos realmente solos.

Al comienzo como una muerte
nos hundimos y ahogamos
en nosotros mismos:
nos envuelve la tristeza.

Si nos dejamos hundir
¡ muy profundo !
veremos surgir el silencio
que posee una danza...
de movimiento quieto dentro
¡ inmóvil ¡

Todo a gran velocidad...
vacío, pero lleno
las paradojas se encuentran
las contradicciones se disuelven.