domingo, 7 de diciembre de 2014

UMBRAL DEL TIEMPO...

UMBRAL DEL TIEMPO…

Adolorido, despertó. Lo rodeaban murmurando; mariposas, gnomos y hadas que Infructuosamente intentaban reanimarlo.
Abrió los ojos y balbuceante dijo que había huido de su turbio mundo. Los duendecillos confundidos decidieron llevarlo ante el patriarca.
Quien sentenció: en la existencia a veces estamos  aherrojados, sin luces para ver otra realidad. Mira mi mundo;  
Es un bosque sin ciencia ni razonamiento, la realidad es sensorial. No buscamos la verdad, la verosimilitud: buscamos el asombro. Atemporales, negamos el tiempo. Concebimos un presente indefinido,  el futuro es una realidad como esperanza del presente y el pasado no tiene realidad, sino como recuerdo del presente.

-El arma aun le apuntaba haciéndole saber que aquella bala todavía llevaba su nombre. Aún estaba preso de su pasado, del tiempo-

Decidido optó por su libertad y reencauzó el camino al bosque. En un nuevo ahora los arboles tenían otro aspecto, los aleteos eran luminosos simulando el arco iris, los trinos semejaban  la quinta sinfonía de Mahler. Recreaba entonces la pastoril simpleza de un nuevo presente.


¿Había pasado en realidad el umbral de otro mundo, se había abierto una ventana en el tiempo o  el cambio se había producido en su conciencia y en sus pensamientos?